Rincón abierto a los amantes de la naturaleza, la caza y la literatura venatoria.

lunes, 24 de octubre de 2011

PRIMERAS MONTERIAS EN IMAGENES


EL BARCO 23-10-11



 






EL QUINTO LOS CUELLOS 15-10-11





domingo, 2 de octubre de 2011

EN EL CORAZON DE LA SIERRA

 
Es un regalo divino, sus collados, portillos y riscos te hacen sentir minúsculo en un enclave de ensueño, la Sierra de Segura es un lugar donde puede practicarse el auténtico rececho, arduo, apurado, laborioso y en abierto, sin barreras ni vallados, aquí no hay obstáculos, excepto para los humanos, el animal es libre y te hace sentir libre, como el viento, el mismo que te juega malas pasadas cuando crees que tienes el éxito al alcance de la mano.

Su accidentada orografía y sus peculiares condiciones climáticas te hacen sudar y a la vez quedarte helado, no puedes evitar hacer una parada para echarte los prismáticos a los ojos y contemplar el mar de pinos, salpicados de quejigos y encinas, de arces y avellanos, que al fundirse con el horizonte, provocan un fascinante contraste cromático.

Aunque la finca donde estuvimos es privada, aquí no puedes elegir entre oros y platas, entre otras cosas porque no los hay, si bien alguna que otra vez ha caido la sorpresa, pero te sientes más que realizado hurgando cada rincón a tus anchas.
 
La berrea no está siendo buena al igual que la climatología, los venados berrean poco, solo al alba y en el ocaso, más que de celo, de compromiso o por verguenza torera ante su harén, lo que ha hecho que el rececho haya sido aún mas complicado pero mucho más satisfactorio.

Lo mejor de todo han sido los buenos fines de semana que hemos pasado con nuestros amigos de Siles, el año próximo seguro que volveremos.